Desarrollo de Apps para móvil

octubre 4, 2020 Por admin

Tal y como explican empresas como Cink, desarrollar una aplicación es más que aprender un lenguaje de programación, aunque sin duda es una de las partes más complejas del proceso. 

Cada aplicación debe pasar por un proceso hasta llegar a nuestros dispositivos móviles. Requiere un trabajo de marketing, documentación de las funcionalidades, y otras cosas más.

¿Te gustaría conocer más al respecto? Sigue leyendo nuestro post. 

Proceso para desarrollar una aplicación móvil

Toda aplicación móvil tiene que pasar a través de un proceso de desarrollo. Gracias a este proceso, una aplicación móvil puede ser desarrollada en el menor tiempo posible, sin pasar por alto la funcionalidad, y la experiencia de usuario. El siguiente es el proceso común por el que tiene que pasar todo aplicación móvil hasta ser utilizada por los usuarios. 

Haciendo los preparativos

Como primer paso, tienen que hacerse ciertas definiciones con respecto a la aplicación. Cada parte de la aplicación debe documentarse

  • El objetivo de la aplicación. 
  • Las soluciones que ofrece. 
  • Su naturaleza. 
  • El sistema operativo a utilizar. 
  • Y el público al cual se va a dirigir. 
  • Etc.

Lo ideal es que la aplicación móvil tenga un previo trabajo de Marketing Digital. De este modo, se puede definir un público objetivo con necesidades y solicitud específicas. Esta es la clave del éxito de la misma. 

Una vez que todo lo referente a la aplicación haya sido documentado, pasamos el siguiente paso: 

La planificación del proyecto 

El jefe o los jefes del proyecto deben hacer una planificación del mismo. En este paso, se escogen los diferentes pasos que hay que tomar hasta que la aplicación esté lista. Además, se deben definir el equipo encargado en cada parte del proceso, y la función de cada persona en ese “equipo”. 

También debe estipularse un tiempo para cada proceso. Esta planificación ayuda a la empresa de desarrollo a ser productiva y terminar los proyectos en el menor tiempo posible con los resultados más óptimos. 

Definiendo la funcionalidad de la app

En este proceso, se tiene que definir los flujos principales y secundarios de la aplicación. Cuando hablamos de flujos, nos referimos al proceso que un usuario tiene que realizar hasta completar una acción. Por ejemplo, si desea hacer una compra, un flujo sería todo el proceso de pago, desde escoger el producto, hasta realizar el pago, y recibir el producto en sus manos. 

En este paso, se trabaja en conjunto con el cliente o dueño de la aplicación, para saber los requerimientos de la app. Tomar esto en cuenta es importante para que nuestro cliente quede satisfecho. 

Diseñando la aplicación

Una vez que los requerimientos han sido definidos, se pasa a la parte del diseño. Aquí se definen la paleta de colores, las tipografías a utilizar, el tamaño de las fuentes, y el diseño como tal. 

Esta parte es vital, puesto que el diseño es la voz de la aplicación, y es lo que atrae a las personas. Además, el diseño mejora la experiencia de usuario, y la funcionalidad de la aplicación. 

Durante este proceso, el diseño también pasa por un proceso de prototipado para entender mejor el flujo de la aplicación. Si el diseño de la aplicación es bien definido, el trabajo de los desarrolladores del software será más sencillo. 

Desarrollando el software

Luego, entramos a la importancia de la programación. El equipo del desarrollo del software crea todo el diseño y la funcionalidad de la aplicación. El equipo de desarrollo puede definir los momentos en los cuales la app puede ser presentada al cliente. 

Testeando la aplicación

Toda aplicación debe pasar por un proceso de prueba. Es común que algunas cosas parten por alto: algún proceso, algún botón, algún diseño, etc. Para ello, algunas empresas cuentan con personas especializadas en este proceso de prueba. 

El cliente también debe participar en este punto del proceso. 

Lanzando la app al mercado

Hecho esto, la empresa de desarrollo ayudará al cliente a subir la aplicación a la Play Store de Google, o a la App Store de Apple. 

Mejorando su rendimiento

No obstante, como toda aplicación, su rendimiento tiene que estar mejorando, y constantemente tiene que estarse actualizando. 

Lo que toda app móvil debe tener 

Una aplicación exitosa debe tener dos requisitos esenciales: 

  • Enfocado en un público objetivo. El trabajo de marketing es esencial en el desarrollo de una aplicación. Los usuarios valorarán la aplicación, si tomas en cuenta sus necesidades y deseos. Mientras más acertada sea tu aplicación en esto, mayor será su éxito. 
  • Diseño UX y UI. UX significa experiencia de usuario, y UI se refiere a la interfaz de usuario. Ambas procuran dar una experiencia grata, emocionante y personal a los usuarios. Para ello, el diseño, los flujos, la funcionalidad, y las necesidades cubiertas de la aplicación deben estar bien realizadas. 

Y este es el proceso común que se utiliza para desarrollar una aplicación.