El término SEO no es ajeno a quienes se mueven en el entorno online, en la actualidad, tener un sitio ya no es suficiente, hace falta optimizarlo a fin que los buscadores puedan posicionarlo en los resultados de búsqueda.

Sin embargo, las constantes actualizaciones invitan al constante aprendizaje, sobre todo en lo que respecta a la dicotomía entre técnicas éticas y las que no lo son.  La contratación de una agencia SEO Madrid es la forma ideal de evitar demasiados quebraderos de cabeza, o peor aún, sufrir la penalización que impone Google.

En este sentido, las técnicas del Black Hat SEO figuran entre las más penalizadas. Si bien suelen ser utilizadas por especialistas en posicionamiento web, el trasfondo que esconden es un riesgo que nadie debería asumir.

¿Qué es el Black Hat SEO y por qué Google puede penalizar una web?

El Black Hat SEO corresponde a la serie de prácticas que, aunque persiguen mejorar el posicionamiento de una página web frente a los motores de búsqueda, se consideran no éticas.

En general, el concepto se vincula a cualquier persona que realice acciones ilegales por Internet, desde ciberdelincuentes hasta creadores de virus. Contrario al White Hat SEO, las técnicas irrespetan las directrices de los buscadores.

De esta forma, dentro del gran abanico del SEO se evidencian tres tipos de acciones bien diferenciadas, las legales –llevadas a cabo por cualquier agencia SEO especializada– las ilegales y las que combinan un poco de ambas, estas últimas reciben el nombre de Grey Hat SEO.

Google penaliza las estrategias Black Hat SEO

El todopoderoso de internet se toma muy en serio el cumplimiento de las directrices establecidas en los que a posicionamiento se refiere. La intención de engañar al buscador conduce a la pérdida de tráfico o la caída en los rankings, de hecho, en algunas ocasiones perjudican el sitio web sin siquiera notarlo.

APRENDE MÁS SOBRE:  Cómo reclamar y verificar su lista de Google My Business

Asimismo, implementar técnicas y estrategias de este tipo, incrementa las probabilidades de que los buscadores prohíban una página o peor aún, que se excluya de los motores de búsqueda.

Si es tan peligroso, ¿por qué hay personas que utilizan el Black Hat SEO?

El desconocimiento es una de las razones por las que muchos se aventuran a la práctica, no obstante, la gran mayoría sólo se deja llevar por lo atractivo que resulta posicionar rápidamente ciertas keywords olvidando que el mismo resultado lo ofrecen las agencias SEO especializadas sin correr riesgo alguno.

En efecto, que las palabras clave se posicionan rápidamente benefician al SEO orgánico, el problema radica en que siempre se está jugando a la ruleta rusa, esperando no ser pillados y sufrir las duras sanciones de Google.

Consecuencias de aplicar Black Hat SEO

Las tácticas de “sombrero negro” se venden como opción para incrementar la visibilidad y generar mayor tráfico orgánico, cuando en realidad su efecto puede resultar todo lo contrario.

Sus implicaciones van desde tener impacto negativo en el ranking de búsqueda y visibilidad, hasta ofrecer una mala experiencia a los usuarios, aspectos que comprometen la tasa de conversión y, por ende, la posibilidad de monetizar.

Técnicas que deben evitarse

Si bien son muchas las técnicas que se consideran poco éticas, las más comunes son el Cloaking y el Keyword Stuffing. La primera se refiere a la práctica mediante la cual se muestra al motor de Google con densidad de palabras clave elevada de manera artificial, diferente al que reciben los usuarios.

Algo similar sucede en el Keyword Stuffing, donde se utiliza la inclusión exagerada de una misma palabra o frase dentro de una página web. Otras técnicas de gran uso en la actualidad, son el Spinear textos –basado en el duplicado de contenido– y los comentarios Spam en Blogs, con la intención de incluir enlaces estratégicos..

Por Julieta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *