[ad_1]

Los líderes se enfrentan constantemente a desafíos que no tienen respuestas claras y les obligan a aventurarse en nuevos territorios donde hay pocas pistas que seguir. ¿Qué cualidades y habilidades especiales se requieren para este esfuerzo? ¿Qué podemos aprender de los Boy Scouts o Trackers que experimentan desafíos similares?

Me inspiraron las historias sobre Colón navegando en un océano inexplorado y los primeros pioneros estadounidenses atravesando un continente para reflexionar sobre lo que hicieron y cómo podría aplicarse a los líderes actuales en un mundo complejo e incierto. Estas son algunas de las cualidades de un líder Scout:

1. Concientizar a todos sobre el propósito

Fue Steven Covey en su libro Los 7 hábitos quien dijo que se empieza con el remaining en mente. Parece importante no solo tener en cuenta el last, sino tenerlo en la mente de todos para que haya un acuerdo complete sobre un objetivo común.

2. Sea claro sobre la identidad

Una vez que nos salimos del camino trillado, corremos el riesgo de desorientarnos y abandonar valores y prácticas que nos han servido bien.

A pesar de todos los cambios que se están dando en las organizaciones hoy en día, es importante que estas no pierdan su identidad, propósito y dirección. La visión, misión y valores pueden estar impresos en tarjetas plastificadas, pero el líder es responsable de que se vivan en la organización día a día, liderando el camino yendo primero.

3. Aprender de la experiencia

Cuando buscamos un líder o un conquistador, lo suitable es que busquemos a alguien que haya recorrido un camino related antes. Necesitamos a alguien que haya cometido errores y haya aprendido de ellos para que no tengamos que cometer los mismos errores.

APRENDE MÁS SOBRE:  Técnicas de venta: uso del doble vínculo o cierre alternativo

Estos tiempos nuevos y complejos pueden volverse cada vez más difíciles de navegar, especialmente cuando las organizaciones en su conjunto no son capaces de admitir sus errores y aprender del pasado. Una vez me dijeron que las empresas japonesas tienden a ser mejores que las occidentales a la hora de admitir errores. En Japón se decía que los gerentes compartían los errores como gemas para que todos pudieran aprender de ellos. En Occidente, sin embargo, tendemos a esconderlos debajo de la alfombra.

4. Siente y reacciona

A veces el área es tan nueva que no hay experiencias pasadas. Es posible que las experiencias de cualquier tipo se interpongan y hagan predicciones engañosas.

Cuando el futuro no se puede predecir con certeza, el único enfoque sensato es sentir lo que está sucediendo y reaccionar ante ello, nuevamente sentir lo que está cambiando y reaccionar de nuevo. De esta manera, el líder o pionero puede adaptarse continuamente a la nueva situación.

5. Orientación estricta

Cuando tenemos claro quiénes somos (identidad) y hacia dónde vamos (propósito y franqueza), entonces necesitamos a alguien que nos mantenga encaminados. Esto requiere un alto nivel de rigor sin vacilaciones que nos mantenga colectivos enfocados y comprometidos con el objetivo común.

[ad_2]

APRENDE MÁS SOBRE:  Rebanadas de la vida en Singapur

Por Julieta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *