[ad_1]

William Murdoch introdujo el concepto de fuel para uso doméstico en 1812, y durante los siguientes 60 a 70 años el flamable se usó casi exclusivamente para iluminación. Producía una luz mucho más poderosa que las velas o las lámparas de aceite, podía canalizarse a través de los hogares de las clases medias altas y emergentes y quemarse en las casas con corrientes de aire de nuestros antepasados. De hecho, fue necesaria la introducción de un flamable diferente y mejor para la iluminación en forma de electricidad para empujar a las compañías privadas de fuel y sus fabricantes afiliados en una dirección diferente.

Socialmente, esto coincidió con la separación de la calefacción y la cocina, y la creación de viviendas artesanales y de clase media que presentaban tanto una cocina como una ‘sala de estar’. A medida que se cocinaba en otros lugares, los fuegos en las salas de estar se alejaron del diseño de estufas a unidades especialmente diseñadas donde se optimizaron las propiedades de calefacción. Junto con esto, estaba el deseo del usuario promedio de clase media de chimeneas que requirieran menos mano de obra que las chimeneas de carbón existentes.

Es difícil decir qué empresa fabricó la primera chimenea de gas. El coleccionista de efímeras de fuel Billy Carter cree que pueden haber sido los Willson y los Mathieson y que uno de los primeros Hearth de su colección, que data de alrededor de 1895, puede ser, de hecho, el primer modelo comercial. La empresa había comenzado como fabricante de paraguas, pero en el entorno empresarial de finales de la period victoriana, los buenos ingenieros tendían a recurrir a lo que fuera rentable. Los primeros fuegos eran muy simples: un simple quemador de fuel calentaba un cuerpo de hierro fundido que irradiaba el calor al espacio. Por lo general, eran independientes y móviles, y los productos de la combustión se ventilaban directamente al espacio.

Cuando el país entró en el siglo XX, había literalmente cientos de empresas que fabricaban todo tipo de chimeneas de gas junto con estufas, calentadores de agua, hervidores de agua y una gran cantidad de otros productos. Algunos nombres como New Earth y Parkray viven hasta el día de hoy. Otros como Arden Hill, Eagle Range y Bratt Colbran han desaparecido en conglomerados más grandes. A medida que las empresas se multiplicaron, también lo hizo la tecnología. Los diseños se basaron en chimeneas que utilizaban el «Milner Fireback» que surgió a fines del siglo pasado como una base de chimenea eficiente para cabañas artesanales. Los calentadores de cerámica, a menudo con diseños ornamentados, se usaban para proyectar calor radiante en las habitaciones desde el frente del fuego. Estos avances de diseño salvaron la Primera Guerra Mundial y, en la década de 1920, una industria bien establecida producía más de un millón de chimeneas de fuel al año, para la venta en las innumerables salas de exhibición de gasoline de compañías de gasoline privadas y municipales.

APRENDE MÁS SOBRE:  Seguro cosas que debes hacer para tener éxito en línea

Las propias empresas no se quedaron quietas. Las décadas de 1920 y 1930 vieron un movimiento definido hacia adquisiciones y fusiones, cuyo impacto más obvio fue la formación de Radiation Group. Dado que los proveedores de fuel, en distinct Gas Gentle y Coke con sede en Londres, ejercían un poder increíble, las empresas vieron ventajas en fusionarse en una entidad más grande con economías de escala. Inicialmente, Radiation incluía a Fletcher Russell, Arden Hill, Eagle Variety Business, New Earth, Willsons & Mathiesons, Davis Fuel Stove Organization, Richmond Fuel Stoves & Meters y John Wright Ltd, aunque más tarde se formaron otras empresas. Su inspiración y dirección vinieron de Ivan Yates, un empresario, JF Davis, quien creó la imagen adecuada para el grupo como «líder», y el Dr. Hartley, quien proporcionó los conocimientos técnicos. Hasta la Segunda Guerra Mundial, las compañías individuales mantuvieron sus nombres, y muchos diseños se vendieron con diferentes nombres a diferentes compañías de gasoline.

Hubo una serie de otras innovaciones en el período de entreguerras. Jordans, parte de Radiation Team, perfeccionó los esmaltes para estufas (esmaltes para estufas de calefacción y cocina) que se podían aplicar en una plétora de colores «modernos». El cambio al esmalte fue estimulado en parte por la creciente afluencia de la clase media, que veía sus casas como algo para decorar tanto como «a la moda» como un lugar para vivir. Otros desarrollos, a menudo considerados innovaciones de «posguerra», se crearon por primera vez durante este período. El Metro Log Fire, un precursor de los fuegos de llama viviente de hoy en día, fue vendido por Fuel, Light & Coke Corporation en 1932. El incendio Raytonic de 1935 tenía un intercambiador de calor very simple, a menudo considerado como una característica de la década de 1950. El diseño de Raytonic se consideró en sí mismo como un reemplazo de las chimeneas con revestimiento de esteatita, que habían mejorado el rendimiento de convección de las chimeneas de fuel desde su introducción en 1932.

APRENDE MÁS SOBRE:  Cómo instalar la ducha de vapor perfecta

La guerra detuvo prácticamente todos los proyectos de desarrollo, pero cuando Gran Bretaña entró en la era de Harold Macmillan cuando «… ¡nunca lo habíamos pasado tan bien!» Los fuegos de gasoline continuaron atacando los fuegos de carbón tradicionales que seguían siendo la principal fuente de calefacción doméstica en Gran Bretaña a mediados de los años cincuenta. Se habían producido más fusiones y varios «jugadores» nuevos, incluido GlowWorm, habían aparecido en escena. El diseño de chimeneas de gas incorporó gradualmente intercambiadores de calor y el calentador de cerámica tipo Cenicienta adornado fue reemplazado por los diseños de caja que aún se ven en muchos diseños de chimeneas específicas del sector público. Llevar gasoline a la chimenea era important: muchas de las juntas de gas recién nacionalizadas tenían planes para proporcionar puntos de póquer de fuel cerca de la hoguera por tan solo 30 billetes (£ 1,50) y los vendedores los utilizaron para mantener el aumento de las ventas de fuegos de gas. .

En la década de 1950, Flavel, con sede en Leamington Spa, introdujo un producto que todavía está disponible en la actualidad: la chimenea de fuel radiante de caja con cuerpo de metallic o marco de madera. El Flavel Debonair revolucionó la venta de chimeneas de gas, y aunque los gustos de la gente hoy en día favorecen las brasas (o incluso troncos, madera flotante, guijarros o formas geométricas), el viejo y confiable fuego radiante sobrevive en más de 2 millones de hogares en todo el país. Ya están disponibles chimeneas de fuel de «llama viva» muy realistas con elegantes marcos. Hay opciones adecuadas para una variedad de épocas, como la victoriana, la eduardiana y el art nouveau. Algunas compañías incluso ofrecen fuegos que se pueden encender con solo presionar un botón en un control remoto, lo que ofrece lo último en conveniencia y comodidad.

APRENDE MÁS SOBRE:  Configuración de su dispositivo Fire Stick

[ad_2]

Por Julieta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *